En este momento estás viendo ¿Cómo llevar tu vida de activismo y Cero Basura en la pandemia?

¿Cómo llevar tu vida de activismo y Cero Basura en la pandemia?

Ya cumplimos un año dentro de esta situación global y es evidente que ha traído muchos cambios.

Ahora más que nunca debeos recordar que tanto la salud física cómo la salud mental son esenciales para un mejor rendimiento en todos los aspectos. Aquí te comparto algunas cosas que he implementado en mis días para lidiar con todo de la mejor manera posible, seguir siendo productiva y sentirme bien.

 

1.- Organízate. El cansancio mental es real y entre menos energía gastes en decidir si hacer ejercicio o no, si vas llamar a esa persona o no, más claridad tendrás para hacer más cosas, para explorar tu creatividad o para dedicarte más tiempo. Cada noche tómate unos minutos para organizar tu siguiente día, o los domingos haz un plan detallado para la semana. Incluye descansos, horarios de comida, y tiempo libre para una serie, leer, tomar una siesta o usar tu celular. Lo puedes hacer en papel o en tu computadora, cómo te sea más accesible pero respeta tus horarios establecidos lo más que puedas.

Algunas aplicaciones que te pueden servir: Notion, Google calendar, Trellor.

 

2.- Muévete.  Recordemos que nuestro cuerpo se puede atrofiar si no se mueve. Busca algo que te permita moverte y que te guste, de esa manera será más fácil realizarlo con frecuencia. Puede ser salir a caminar, moverte mientras estás llamando por teléfono, unirte a clases de grupos en línea de baile, yoga o entrena solo con videos, ya hay miles de opciones gratuitas para la mayoría de actividades. No pases mucho tiempo sin moverte, levantare de la silla, haz ejercicios para relajar la espalda y tu flexibilidad.

 

3.- Escribe. Lleva un diario personalizado. Escribe cada día tus pensamientos, miedos, deseos, preguntas, pendientes, etc. Te sorprenderá la calma que se siente al liberar tus pensamientos.

Incluye en tu diario una sección sobre gratitud y escribe todos los días 3 cosas de las que te sientas agradecido. Tómate unos minutos para ser más consciente de lo que SI haz logrado, lo que SI tienes y lo que SI está saliendo bien.

 

4.- Intenciones y metas. Cada día ponte una intención y trata de mantenerla presente durante todo el día. Puede ser “hacer más cosas que me den felicidad” o “ser más paciente”, cualquier cosa en la que quieras enfocar tu atención. Recuerda que nuestra energía fluye en dónde nos enfocamos. También puedes ponerte metas reales y medibles diarias o semanales, que sean alcanzables y desarrollar un plan para llegar a ellas: cuánto tiempo le vas a dedicar cada día o cómo vas a comenzar. No te olvides de celebrar cada logro pequeño o grande.

 

5.- Conecta. Todos estamos pasando por situaciones nuevas y nunca sabes lo bien que le hará a una tía o primo escuchar tu voz o recibir un mensaje tuyo. Planea llamadas mensuales o semanales con tu grupo de amigos, familia o con tu comunidad, o mejor aún, crea una nueva comunidad. 

Busca personas que están pasando por situaciones similares a las tuyas (ansiedad, falta de motivación, crecimiento personal), ya sea en en podcast, libros, videos o redes sociales. El sentirte escuchado y entendido, el saber que no eres el único pasando por eso y conocer más sobre ciertos temas puede traerte mucha calma y motivación. Pero siempre ten mucha compasión hacia ti.

 

6.- Experimenta. Es el momento ideal para explorar en distintas áreas, desde aprender algo nuevo (idioma, baile, temas, actividad) o usar tu creatividad para buscar maneras divertidas y nuevas de expresar tu cariño a tus seres queridos. Puedes hacer regalos personalizados para tus seres queridos, puedes construir algo tus manos o crear videos con temáticas, ¡deja volar tu imaginación!

 

7.- Amor propio. Todo lo anterior podría entrar en esta categoría pero quiero hacer énfasis en esto. Busca cosas que te den alegría y paz. Inclúyelas en tus días o trata de estar más presente cuando las realices. Pueden ser bañarte con ese jabón con el olor que tanto te gusta, bailar, dibujar, darte un masaje en los pies, ponerte una mascarilla, cocinar, etc. Una manera de encontrar las cosas que te hacen sonreír es hacer una lista de las cosas que te gustaba hacer en tu niñez y ¡hazlas!

Una de las muestras de amor propio más grandes que me he dado es invertir en terapia. Investiga sobre este tema, los diferentes tipos de terapias, tal vez te interese y si tienes la posibilidad de hacerlo podría ser un paso importante para tu crecimiento personal. Tomar terapia con un profesional capacitado sirve para trabajar y descifrar emociones (pensamientos, estrés, etc) con el objetivo de entender la situación,  y dependiendo de cada caso, encontrar soluciones o cambios para que tengas una mejor relación contigo, con los demás y disfrutes más la vida.

 

¡Gracias por leerme!

Escrito por Vegana por el mundo. Ale es una persona increíble, tiene un Doctorado en Matemáticas y Vive en Eslovenia. Es activista por los derechos de los animales.  ¡Sigue a Ale en sus redes! 

https://www.instagram.com/veganaporelmundo1/?hl=es

Y escucha su podcast super-inspirador sobre veganismo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Gaby Baeza

Hola Soy Gaby! Me encanta la protección a nuestro planeta, el movimiento zero waste, tocar la guitarra, amo el indie y amo a los Beatles.