En este momento estás viendo Rabia y Amor: Mi experiencia personal con el tema climático.

Rabia y Amor: Mi experiencia personal con el tema climático.

El Reto más grande como humanidad. 

Hablemos sobre el verdadero Reto más relevante que tenemos como humanidad: Resolver el tema climático y la sexta extinción masiva de especies.  Yo entiendo que son temas delicados, que nadie quiere tratar pues es más fácil vivir con los ojos vendados.

Desde mi punto de vista para poder actuar efectivamente ante un problema debemos de entenderlo, asimilarlo, superar el duelo y entonces empoderarnos para tomar acción adecuada.  Es por eso que este post voy a explicarte a detalle mi experiencia personal con el tema ambiental que considero de mayor importancia en el planeta: el clima. 

El tema climático es el verdadero Desafío que tenemos como humanidad

Para empezar, debemos admitir su nombre: Crisis Climática.  Ya sé qué la palabra Crisis es incómoda, nos paraliza, etc. Para fines de este blog, esta será la última vez que yo la utilice. Pero solo quiero dejar claro en este post lo que pienso. Abramos los ojos, existe un problema y juntos podemos tomar acción para solucionarlo. Tenemos la oportunidad de re-acomodar el rumbo que hemos tomado como civilización. Tan solo es necesario que unamos cabeza y corazón para salvar el planeta. Actuemos ahora. 

De hecho, la Crisis Climática lleva ya un tiempo siendo una crisis, pero nunca había sido tratada como tal hasta la llegada de la activista sueca Greta Thunberg, quién está alzando la voz por la humanidad. 

Pero muchas personas, sobre todo los que estamos involucrados en el tema ambiental desde hace tiempo, ya sabíamos que el cambio climático es un tema muy crítico, que requiere atención urgente e inmediata. De hecho, Annie Leonard, la directora de GreenPeace USA  lleva nombrado al tema como Caos Climático desde el 2007.

Mis inicios con el tema climático. 

Una de las principales razones por las que decidí estudiar Ciencias Ambientales fue porque me daban mucha rabia las guerras que Estados Unidos hacía en Irak por su ambición de obtener petróleo. Mucha rabia.  Por aquel entonces yo escuchaba canciones de protesta como la de Travis como The Beautiful Ocupation. ó también la de Where is the love de The Black Eyes Peas

Por aquellos tiempos también veía muchos documentales de Leonardo Dicaprio y de Algore. Fue por eso que consideré que era más importante estudiar Ciencias Ambientales que Psicología, y me mude de la Ciudad de México a Morelia para estudiar la Carrera. 

Mi intercambio en la Universidad de Calgary, Canadá. 

Luego tuve la oportunidad de hacer un intercambio en la Universidad de Calgary en Canadá, y ahí tome un curso especializado en Estudio de las Eras Geológicas e historia del Clima. Fue un curso padrísimo, donde entendí perfectamente que la Ciencia Climática ha estado clara desde hace mucho tiempo

Como parte de las Clases realizamos una visita a las Montañas Rocallosas a ver la dinámica de desaparición de glaciares. Fue desolador ver como desde los 60 se derriten los glaciares. Mira aquí puedes leer una nota sobre el tema de los derretimientos de glaciares. 

 Pero a mí lo que me impactó de esta época fue la forma derrochadora en la que viven ciertos grupos sociales privilegiados en Calgary. La economía de Alberta, una de las más provincias más ricas de todo Canadá, depende de la extracción de petróleo de las arenas bituminosas. Las arenas bituminosas son depósitos de petróleo en la Tierra, y para extraer ese recurso deben de derribar los bosques, contaminar el agua, y queda un enorme charco de químicos tóxicos derivados de la industria petroquímica.

Por aquel entonces yo tenía un amigo canadiense que trabajaba en una de las principales empresas petrolíferas de la región como ingeniero de software. Él me contaba como los indígenas canadienses ponían bombas en las líneas de gas, pero nadie los escuchaba. Los canadienses con los que conviví gracias a mi amigo estaban obsesionados con jugar golf, ir a Vegas, y trabajar en Forth McMurray para hacer dinero. Nula conciencia climática. Desde entonces vivo preocupada por el cambio climático. 

Mi intercambio en la Universidad de Utrecht, Países Bajos.  

Cuando realmente tome conciencia de la problemática del clima fue en la Universidad de Utrecht en los Países Bajos. Una vez por ahí del 2013, yo salí de una clase llamada “Sistemas Climáticos y Adaptación” donde acaba de entregar un ensayo sobre el Clima. Puedes leer mi ensayo aquí: Gabriela Baeza_ Feedback mechanisms in the Paleocene-Eocene Thermal Maximum-4. Es un ensayo sobre la historia del clima y los mecanismos de retroalimentación.  Ese día presente mi ensayo como una ponencia. Y salí alarmada por las conclusiones de la clase.  

Siempre las clases del Clima  terminaban con el clásico discurso de los investigadores de “Se necesita más investigación para corroborar los datos”.  Yo así de que, por supuesto que no, ya no necesitamos más investigación, necesitamos actuar. Bueno espero que ya no sea así ahora. 

Lo más impactante de aquel día vino después. Inmediatamente después de esa clase, yo acudí a una clase llamada “Recursos geo energéticos actuales y futuros”.  Ese día el encargado de la Clase era un profesor invitado, un Ex-director ejecutivo de una de las compañías holandesas más importantes del mundo. 

En su clase nos mostró estadísticas desoladoras. Eran estadísticas verdaderamente inconscientes. Ellos esperaban que la venta de combustible fósil (gasolina, petróleo, gas natural, etc.) se dispararán para el 2030. Me pareció algo completamente irresponsable. ¿Cómo era posible que con el tema del clima encima de nosotros y ellos queriendo triplicar sus ventas de gasolina? Me molesté muchísimo. Y nadie de los compañeros protestaba. 

Solo una amiga de Malasia y yo decidimos alzar la voz. Abordamos directamente al profesor y le preguntamos que como era posible que quisieran triplicar sus ventas de gasolina- Que no entendía el problema climático?. Le preguntamos directamente si no le importaba el destino de los osos polares, la biodiversidad del planeta, o el mismo futuro de sus nietos. 

Y me dijo que no. Que así es la ética en los negocios. Que ellos ya sabían que era un tema delicado, pero que los hombres de negocios deben de tomar decisiones difíciles y el cambio climático era una de ellas. 

Eso fue en el 2013. Ya trato de no juzgar a las personas a pesar de que me dio mucha rabia su respuesta. Seguro el señor no se esperaba ese tipo de cuestionamiento, y seguro vive en su burbuja de cúpulas empresariales jugando golf sin ninguna conciencia de la irresponsabilidad de la ambición por mantener su negocio y de los impactos que tiene en el planeta, y sobre todo en los países del Sur Global, en los países donde viven las personas que estan siendo más afectadas por el cambio climático. Y seguro tampoco se esperaba el surgimiento de plataformas como uber, didi, blah blah car entre muchos otros progresos tecnológicos que nos están ayudando a disminuir las emisiones. 

Tal como dice Greta Thunberg ante los líderes mundiales. 

Porque si realmente entendieran la situación y siguieran sin actuar, serían malvados y eso me niego a creer.

Yo me niego a creer que los CEOs de las compañias de combustibles fósiles son malvados. Yo tengo que fé en que los nuevos ejecutivos de las compañías petroleras tienen otra mentalidad. Yo tengo fé en que estamos cambiando, yo tengo fé en que los líderes mundiales están tomando las decisiones correctas. 

Un par de reflexiones finales

1. Trabajar en mitigar y no en adaptarnos. 

En el lenguaje climático hay dos tipos de soluciones. Adaptación y mitigación. Desde mi punto de vista invertir recursos públicos en trabajar en la adaptación es como decir que ya nos rendimos, que no podemos hacer nada. Adaptación es como lo que estaban haciendo en Holanda en el 2013 (Sistemas Climáticos y Adaptación), donde los políticos ya se preparaban para invertir dinero en construir más diques por el aumento del mar, en lugar de cambiar el sistema energético y traer beneficios a todo el planeta. 

2. Conviértete en un pensador crítico. 

Es importante que te conviertas en un pensador con un enfoque crítico, que cuestiones las fuentes de información. Algo que me di cuenta es que una gran parte de la academia está subsidiada por las grandes compañías transnacionales, cuyo interés no es necesariamente el bien común. O la equidad. Y no responsabilizo a las personas, o a los CEO, a los inversores, ni a alguna persona en específico. Simplemente es el sistema económico basado en la competencia y no en la cooperación. Es por ello que te pido que cuestiones las fuentes de información que lees, que indagues que tipo de interés puede existir detrás. Sobre todo en materia ambiental. Verifica las fuentes de información que utilizas. Utiliza Google Académico  para buscar artículos científicos y usa la plataforma de Science Hub creada por la activista Alexandra Elbakyan para que puedas tener acceso a ellos aunque no estés en la academia o en la Universidad. Solo así puedes tomar elecciones más certeras respecto al medio ambiente. 

El cambio viene les guste o no

Greta Thunberg

Imagen del blog de Mariana Matija: https://animaldeisla.com/

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Gaby Baeza

Hola Soy Gaby! Me encanta la protección a nuestro planeta, el movimiento zero waste, tocar la guitarra, amo el indie y amo a los Beatles.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Alan

    Hola! Que bien que estés escribiendo de nuevo! Un saludo Gaby!

Comentarios cerrados.