Rellenos Sanitarios

Los rellenos sanitarios, – que de sanitarios no tienen nada- llamados también vertederos, no deberían de existir. Los rellenos sanitarios son lugares a donde llevamos a enterrar la basura. Ahí terminan todos nuestros plásticos, latas, residuos alimenticios, todo revuelto.

Aquí te enlisto un par de razones por las cuales los rellenos sanitarios deberían de prohibirse.

  • Los rellenos sanitarios son un desperdicio valioso de material. – Dicho material debería de ser reincorporado a la economía a través del Reciclaje. No podemos seguir enterrando desperdicios valiosos.

  • Los rellenos sanitarios son altos emisores de Metano (un gas 28 veces más potente que el CO2). Se estima que solo un 8% por ciento de los rellenos sanitarios en el país cuenta con un buen sistema de quema o aprovechamiento de este metano (también llamado biogás). Es por ellos que el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático estima que el 8.8% de la emisión de Gases de Efecto Invernadero es provocada por esta tecnología.

  • En teoría cuentan con sistemas de control de lixiviados (el jugo que sale de la basura), y con capas impermeables para resguardar la basura. Pero en realidad siempre tienen fugas, siempre ese lixiviado termina contaminando nuestro hermoso planeta. No existe un sólo relleno sanitario que cuente con un 100 por ciento de control de sus lixiviados. 

Alternativas: 

La alternativa a los rellenos sanitarios son las plantas de reciclaje. Es decir, en lugar de enterrar los residuos, las compañías encargadas de su gestión pueden separarlos, reciclarlos y regresarlos a la economía. Este tipo de estaciones de separación son una pieza clave para  una estrategia de Cero Basura. 

Los rellenos sanitarios son un despercio de material valioso

Enterrar basura mata